Arquitectura Bioclimática, la última moda en la construcción de edificios

Las viviendas bioclimáticas consiguen reducir el consumo de energía

La arquitectura bioclimática debe tener muy en cuenta las condiciones climáticas del entorno. Aspectos como la temperatura, el sol, la humedad o el viento son determinantes.

Arquitectura Bioclimática

Arquitectura Bioclimática

31·5

La arquitectura bioclimática está de moda. Por si no habías oído nunca hablar de ella deberías saber que tiene en cuenta las condiciones climáticas del entorno para un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles.

La Arquitectura Bioclimática, una forma de reducir el consumo de energía

El sol, la lluvia, el viento o la vegetación tienen una incidencia capital en cualquier construcción. Lo que trata de conseguir este tipo de construcción es disminuir el impacto de esos factores externos intentando a su vez reducir el consumo de energía.

Las casas bioclimáticas tienen la virtud de aprovechar mejor la energía. Y reducir el consumo de energía se ha convertido ya en mucho más que una necesidad económica.

Para apostar por este tipo de construcciones debemos tener claro algunas ideas. Para empezar hay que estudiar previamente las condiciones climáticas del entorno. Aspectos como la humedad, las horas de sol y el viento tienen mucha importancia. Por eso resulta imprescindible elegir la orientación que tendrá la casa y cada uno de sus espacios.

Todo para conseguir una temperatura adecuada de las diferentes estancias.

Características de las casas bioclimáticas

A modo resumen repasamos a continuación algunos de los aspectos más importantes que debe tener la arquitectura bioclimática:

  • La distribución de los espacios. Es esencial saber cómo distribuir las diferentes estancias de la casa en función de las condiciones climatológicas.
  • La orientación de la casa. La luz, la humedad o los vientos afectan a la temperatura de cualquier espacio. En función de la orientación podemos reducir o aumentar su incidencia en los diferentes espacios.
  • La colocación de las ventanas. Un factor que a veces no se tiene en cuenta. Saber su tamaño y dónde irán colocadas antes de empezar a construir nos puede ahorrar mucho dinero en el futuro. Además de las ventanas debemos tener en cuenta también la colocación de cortinas, parasoles, persianas, toldos,…
  • Los materiales. La elección de los diferentes materiales es otro detalle que a veces pasamos por alto. Normalmente casi todo el mundo los elige en función de su aspecto visual. Deberíamos tener presente también qué propiedades nos aportan.
  • La colocación de las fuentes de calor y frío. Antes de poner un ladrillo debemos saber dónde van a ir los aparatos de aire acondicionado, las calderas, las salidas de aire…
  • La altura de la vivienda. Otro detalle que se suele pasar por alto. No es lo mismo un chalet a pie de calle que una vivienda en un quinceavo piso. Las condiciones no son las mismas.
  • La ventilación cruzada. Una buena ventilación es sinónimo de un mejor aprovechamiento de la energía.
  • Energías renovables. Para que una construcción sea considerada como bioclimática debe aprovechar las bondades de las energías renovables. No tendría sentido de otro modo.

Si tenemos en cuenta todos estos factores conseguimos que nuestras casas sean más eficientes energéticamente, respetando así el medio ambiente y de paso ahorrarnos unos euros.

Otras entradas que te pueden gustar
El mejor rascacielos del mundo tiene 246 metros de altura y 35 ascensores
30·11

El mejor rascacielos del mundo tiene 246 metros de altura y 35 ascensores

Cuenta con un sistema para resistir terremotos además de un sistema que ya utilizaban los mayas para aprovechar mejor la energía.

ver detalles
Construir o reformar un local comercial, solo para profesionales
31·10

Construir o reformar un local comercial, solo para profesionales

Una vez escuché la frase: "No somos ricos como para equivocarnos dos veces". Lo barato puede salir muy caro.

ver detalles
¿Tienes alguna duda?